Las visiones de España

guiadenuevayork.com 22-01-2007

"Las visiones de España" de Sorolla, un conjunto de 14 piezas que suman 200 metros cuadrados, protagonizarán tras su restauración uno de los acontecimientos culturales más trascendentales de España, donde serán mostrados por primera vez en su historia.

Se cumplirá así una reparación histórica para Sorolla, quien pasó los últimos ocho años de su vida profesional trabajando en estos murales siempre bajo el deseo de que se mostrarían en España, lo que no fue posible pese a la intervención directa del rey Alfonso XIII.

Ahora, los 14 murales pintados al natural entre 1912 y 1919 han comenzado a ser descolgadas por primera vez de la biblioteca de la Hispanic Society para iniciar el largo viaje que les llevará a la tierra natal de su creador.

El gran evento será la inauguración del Centro Cultural Bancaja, en Valencia, donde se mostrará durante unos meses, para después viajar a Sevilla, Barcelona y Madrid.

Bancaja invertirá en este proyecto cerca de 3,25 millones de dólares de los que la Hispanic Society recibirá 1,3 millones de dólares, en tanto que el resto se destinará a la restauración y a la complicada tarea logística de su traslado, que obligará a desmontar los grandes lienzos para enviarlos en un avión fletado para la ocasión.

Desde hace unas semanas, técnicos de Bancaja trabajan en la limpieza y restauración de esta obra colosal, con la que Sorolla retrató varias regiones españolas, y que él mismo consideró "la obra su vida", aunque nunca la vio instalada.

Uno de los primeros cuadros completados es el "El Palmeral" de Elche (Alicante), donde se ha hecho evidente la aparición de nuevos detalles y elementos, según explicó a EFE el director de restauración de Bancaja, que dirige los trabajos en Nueva York, Vicente Ripollés.

"Es grandioso ver cómo han aparecido los tonos pastel de la luz que se filtra entre la frondosidad de las palmeras al mediodía", dijo Ripollés, quien además quedó sorprendido al ver como la limpieza del cuadro resaltaba la figura de un hombre subido a la palmera, antes totalmente inapreciable.

Igualmente, ha dejado impresionados a los técnicos la "La Pesca del Atún" de Ayamonte (Huelva), dado que una limpieza parcial ha hecho emerger una intensa luminosidad, que "en el caso de los colores blancos de las velas y los trajes de los pescadores es casi cegadora".

Además, al desmontar los grandes marcos de madera que rodeaban los cuadros han aparecido tramos de pintura que habían quedado escondidos, y que ahora podrán mostrarse por primera vez gracias a una enmarcación más adecuada.

Si bien el estado de las obras es "excelente", dijo Ripollés, la mayor parte de los cuadros han sufrido durante ochenta años la acumulación del polvo y la suciedad generada por la antigua calefacción a carbón, así como los efectos de alguna restauración desafortunada realizada en los años 1970.

"Alguien pensó que la mejor manera de evitar que la pintura se secase y se cuartease era ponerle cera en grandes cantidades, y eso es una aberración", explicó.

Ahora, el principal trabajo del equipo de restauradores, formados por tres técnicos de Bancaja y varios miembros del personal de la Hispanic Society, es retirar estas capas de suciedad y cera y dejar los lienzos casi como los dejó Sorolla antes de sufrir la hemiplejia que le impidió seguir pintando.

En el hecho de que la obra se conserve tan bien influye el hecho de que el pintor valenciano escogió lienzos de la mayor calidad en esa época, y que los ha hecho resistir pese a las filtraciones de agua que sufrió la sala donde han permanecido todos estos años, según explicó a EFE el director ejecutivo de la Hispanic Society, Mitchell A. Codding.

Las tareas de restauración comenzaron a finales del año pasado y concluirán en torno al mes de julio, si bien la obra no viajará a España hasta octubre. EFE